martes, 27 de enero de 2015

¿Sacramentales = Sacramentos? (I)

DOMINGO DE RAMOS. BENDICIÓN DE LAS PALMAS
      Pues no. No son lo mismo aunque haya personas que así lo puedan creer pensando que es otra forma de nombrar los Sacramentos.
      Me he decidido a escribir algo sobre este tema a raíz de una conversación con algunos conocidos nuestros a la salida de la Eucaristía del domingo. Surgió el tema y escuchamos las opiniones más peregrinas. Intervinimos mi esposa y yo aclarando conceptos y exponiendo las clases y formas de sacramentales que la Iglesia ha puesto para nuestro bien y ayuda.
      Esto me animó a escribir algo sobre este tema concreto, pero sin ánimo de ser exhaustivo, entre otras cosas porque yo soy el primero que no conozco todo cuanto se pueda referir a este tema.
      ¿Qué dice la Iglesia sobre ellos? El Concilio Vaticano II, en la Constitución 'Sacrosanctum Concilium' sobre la Sagrada Liturgia, expone en el número 60 haciendo referencia a los sacramentales: 'La Santa Madre Iglesia instituyó, además, los sacramentales. Estos son signos sagrados creados según el modelo de los Sacramentos, por medios de los cuales se expresan efectos, sobre todo de carácter espiritual, obtenidos por la intercesión de la Iglesia. Por ellos, los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los Sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida'.

      Hay varias diferencias fundamentales: Los Sacramentos , como ya escribí en algunas entradas anteriores (en noviembre de 2008), son signos sensibles instituidos por Jesucristo para darnos la Gracia. Los sacramentales son signos sagrados instituidos por la Iglesia como dice el Vaticano II, por medio de los cuales se reciben efectos espirituales.
       Es decir: Los Sacramentos los ha instituido Jesucristo; los sacramentales, la Iglesia. Los Sacramentos dan la Gracia; los sacramentales ayudan a los cristianos a conseguirla por distintos medios. Los Sacramentos actúan por sí mismos; los sacramentales actúan por la oración de la Iglesia. Y muy importante: los Sacramentos son necesarios para nuestra salvación; pero los sacramentales, no. 

      En concreto, el Catecismo de la Iglesia Católica dice en su punto 1670: 'Los sacramentales no confieren la Gracia del Espíritu Santo a la manera de los Sacramentos, pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella'.
      Tal vez lo que más impactó en las personas con quienes hablábamos fue cuando les pusimos ejemplos de sacramentales: la señal de la Cruz, las palmas bendecidas del Domingo de Ramos, el Escapulario de la Virgen del Carmen, la ceniza bendecida el Miércoles de Ceniza, las bendiciones,...¿Saben por qué? Precisamente porque todos los conocían pero sin saber el papel que pueden desempeñar en la Iglesia y en la vida religiosa habitual de todos nosotros, en el aspecto que hoy tratamos.
     
      Como decía anteriormente, sin ánimo de extenderme demasiado, voy a desarrollar alguno de ellos, apoyándome, como suelo hacer, en la Doctrina de la Iglesia y en las Sagradas Escrituras, como he dicho más arriba.

      Lo que me parece fundamental a la hora de recibir un sacramental es la disposición que tenemos para recibirlo y aceptarlo. En qué disposición interior se pone nuestra alma, nuestro corazón, para acogerlos, ya que, no lo olvidemos, son signos sagrados.
      Uno de los sacramentales más conocidos tal vez sean las bendiciones. Al finalizar la Santa Misa el sacerdote celebrante procede a bendecir a los que han participado con él en el Sacrificio Eucarístico, y se dan bendiciones solemnes cuando se conmemora alguna festividad especial.
MELQUISEDEC BENDICE A ABRAHAM
     Las bendiciones han existido siempre, aunque no fueran sacramentales puesto que la Iglesia no existía. En la Biblia podemos ver algunos pasajes,por ejemplo, la bendición de Melquisedec a Abraham: 'Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, le ofreció pan y vino y lo bendijo diciendo: -Que el Dios Altísimo que hizo el cielo y la tierra bendiga a Abran. Bendito sea el Dios Altísimo que te ha dado la victoria sobre tus enemigos-. Y Abran le dio el diezmo de todo'. (Gen. 14, 18-20). También está la bendición de Isaac a Jacob (Gen. 27, 1-19). O la de Jacob a los hijos de José, Manasés y Efraím, y a sus doce sus hijos. (Gén. capítulos 48 y 49).
BENDICIÓN DE LA MESA
      Fijémonos en lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica en su punto 1669: 'Los sacramentales proceden del sacerdocio bautismal: todo bautizado es llamado a ser una 'bendición' (Cf. Gén. 12, 2) y a bendedcir (Cf. Lc. 6, 28; Rom. 12, 14; 1P,3, 9). Por eso los laicos pueden presidir ciertas bendiciones (Cf. SC, 79; CIC can. 1168). La presidencia de una bendición se reserva al ministerio ordenado (obispos, presbíteros y diáconos; cf. Ben. 16, 18), en la medida que dicha bendición afecte más a la vida eclesial y sacramental'.
      En nuestros días también hay padres que bendicen a sus hijos, aunque no sean tan solemnes sus bendiciones, pero hay bendiciones que son cotidianas en nuestra vida, por ejemplo, cuando nos sentamos a comer y bendecimos la mesa, es decir, los alimentos que tomamos y a quienes se sientan alrededor de la mesa y dando gracias a Dios por los dones recibidos.
BENDICIÓN DE UNA VIVIENDA
      Así podríamos citar también las bendiciones que pedimos para la casa donde moramos, para el automóvil que tenemos o a un nivel más sencillo cuando pedimos que nos bendigan la medalla de una advocación de la Virgen o de algún santo de nuestra devoción como también para el Rosario que solemos emplear cuando lo rezamos. A nivel eclesial sabemos que se bendicen los templos, el altar del mismo o las campanas, así como los distintos objetos del culto litúrgico, por ejemplo. La próxima entrada finalizaremos este tema.
BENDICIÓN DE UN ALTAR
      Que Jesús, Salvador y Redentor nuestro y su Santísima Madre la Virgen de Jerusalén, nos acompañen y bendigan. 
VIRGEN MARÍA DE JERUSALÉN

sábado, 10 de enero de 2015

A vosotros, jóvenes...y a los no tan jóvenes

ADORACIÓN DE LOS MAGOS.- EDWAR BURNE-JONES.- PRERRAFAELISMO
      Hay ocasiones en las que rebuscando papeles o documentos de algún tipo, más o menos archivados, se encuentra uno con algo que ya no recordaba que existía. ¿Por qué lo guardé? No lo sé, (¡tantas cosas se guardan!) pero les aseguro que tiene tanta actualidad hoy como entonces y tampoco tiene desperdicio alguno. Aunque los destinatarios son los jóvenes, pienso que a todos nos puede venir bien.
      Apenas hace unos días que hemos celebrado el Nacimiento de Jesús y su Epifanía y este escrito deseo que sea también un pequeño homenaje a ese Niño, luego adulto, cuyo bautismo celebramos el 11 de enero. También es un homenaje a los jóvenes de todo el mundo y de todos los tiempos y eso me anima a publicarlo hoy, en esta entrada, unos años después de escribirlo. También lo es a todos cuantos lo lean. Veamos.
BAUTISMO DE CRISTO.- SEBASTIANO RICCI.-BARROCO

     
'Os felicito a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno'. (I Jn, 2, 13). Esto lo dijo San Juan. Pero yo os digo: vencer al maligno no es fácil. Depende de nosotros en un 2%. El 98% restante depende de esa persona tan denostada hoy, tan combatida hoy por algunos sectores sociales o políticos, tan vivificante hoy, tan plenificante hoy, porque es capaz de seguir atrayendo hoy a montones de jóvenes y de adultos en pos de Él, como antaño lo hicieron Pedro, su hermano Andrés y otros muchos.                                                                                   SAN JUAN ESCRIBE EL APOCALIPSIS.-MARTIN DE VOS.- MANIERISMO.                                                                         Él es total en todo. Y yo, otro Juan del siglo XXI, os digo también, cuando las experiencia de vida fructifican y las hebras de plata se peinan a diario, que jamás me ha defraudado ni me ha abandonado en ninguna de las facetas de mi vida: profesión, familia, sociedad... Es cierto, como dicen y creen algunas personas, que vosotros, jóvenes del siglo XXI, lo tenéis aparentemente fácil: botellones, sexo, protestas, indignaciones, pocas ganas de trabajar o de estudiar o de hacer algún sacrificio por pequeño que sea y alguna cosa más, pero no vale la pena hacerlo, porque eso será cierto en algunos casos (o quizá muchos), pero no es lo que ocurre con todos vosotros.
     
Ciertamente esas 'actividades' citadas antes son fofas, inconsistentes por sí mismas, huecas, vacías de sentido,...               PANORÁMICA DE UN 'BOTELLÓN'.           Posiblemente cuando después de uno de esos 'festivales' que os he nombrado anteriormente hayan pasado y regreséis a casa vacíos sin más horizonte que buscar una nueva cita para más de lo mismo, es cuando tal vez tú, muchacho, o tú, muchacha, hagáis un viaje a vuestra intimidad, donde nadie ni nada puede engañaros (a no ser que vosotros mismos queráis engañaros), y veáis la imperiosa necesidad de emprender una huida a un lugar donde podáis encontrar la paz que no tenéis y la plenitud personal que ansiáis sin saber cómo hacerlo. 
      Pero yo os digo que sí. Que es posible. Que pueden alcanzarse esos objetivos. Porque creo en la juventud de hoy, en sus valores, y porque desde mi propia experiencia sé que el lugar existe y siempre tiene las puertas abiertas a cuantos desean entrar. Un lugar que es capaz de reunir a miles de jóvenes de todo el mundo que han sido capaces de descubrir algo (o mejor, Alguien) que realmente les une y les convoca en diferentes partes del mundo periódicamente en la JMJ (Jornada Mundial de la Juventud).
JMJ 2011 EN MADRID, ESPAÑA.-PANORÁMICA DEL AERÓDROMO DE 'CUATRO VIENTOS'. HABÍA MÁS DE UN MILLÓN DE JÓVENES 
      Ese 'lugar' vino (nació para ello) de la mano de una persona que desde su nacimiento en Belén de Judá, anduvo predicando por los polvorientos caminos palestinos, acompañado de doce amigos, la Buena Nueva. Tras ella, el Reino (no de este mundo, pero sí a partir de este mundo), de Paz y Justicia, de Vida y Amor auténtico, real y pleno, que ocupó toda su vida hasta que la entregó, cosido a una Cruz, por todos nosotros. Por vosotros y por mí. Por vuestras familias y por la mía. Por vuestros amigos y por los míos. Por todos sin ninguna distinción.
     
Él es quien puede llenar nuestra vida realmente, en su totalidad, infinitamente más que con el botellón o con la orgía de turno. Solamente hay que dar el paso con decisión, a la brava, como le dijo el Obispo Remigio al Rey bárbaro Clodoveo, cuando se convirtió al cristianismo para ser Rey de Francia: 'Altivo sicambro: adora lo que quemaste y quema lo que adoraste'.                  BAUTISMO DE CLODOVEO, REY DE FRANCIA, POR EL OBISPO REMIGIO.                                                                             Sólo así, dando ese paso decisivo, definitivo y crucial, podrás descubrir la cercanía de Cristo en ti vida y la llenará con abundancia.    Sólo así, desde esta experiencia, podréis decir vosotros lo que dijeron los habitantes de Sicar, ciudad de Samaria, dijeron a la mujer samaritana que les avisó de la presencia de Jesús: 'Ya no creemos por lo que tú nos dijiste, sino porque nosotros mismos hemos oído y visto que éste es, verdaderamente, el salvador del mundo'. (Jn. 4, 42).
JESÚS Y LA SAMARITANA.-DUCCIO DI BUONINSEGNA.-GÓTICO
      Sólo así se os podrá decir, con toda justicia y con todo merecimiento: 'Os felicito a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno'. Y permitidme que os haga este añadido: 'Porque habéis hecho de vuestra vida una opción por quien es la Vida, el Camino y la Verdad'.
CRISTO RESUCITADO
      Que Cristo, Señor de la Vida y de la auténtica Alegría y de la Virgen su Madre, Reina de los Jóvenes, nos bendigan y ayuden.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Navidad,¿nacimiento de Cristo?

NACIMIENTO DE CRISTO.- JACOB JORDAENS.- BARROCO
      Es probable que el título de la entrada pueda inducir a dudas o producir confusión, pero nada más lejos de mi intención. El título está bien puesto en cuanto a la reflexión que me hago y que deseo compartir con ustedes.
      Imaginen que el tema surge hace unos pocos días cuando en una hipotética cafetería en la cual me encontraba, unas personas hablaban de la Navidad. Aunque hubiese querido abstraerme de sus comentarios no lo hubiera conseguido pues sus voces eran perfectamente audibles en el salón. Hay un momento en que una niña que forma parte del grupo, pregunta: '-Papá ¿cuándo montamos el Belén en casa?' La respuesta suena muy 'constructiva': '¡Déjame ahora de tonterías!'
     
¿Qué les parece la respuesta? Pero eso sí. Ese padre y los otros matrimonios que dialogaban se ensimismaban en sus temas coloquiales tan importantes y trascendentes sobre cómo debían hacer la cena de Nochebuena o la comida del día siguiente, Navidad. Y ¡cómo no!, del necesario presupuesto para los oportunos regalos para adultos y pequeños que agotaban el presupuesto,...
NACIMIENTO DE JESÚS.-ARTHUR HUGHES.-S. XIX-XX
      Eso me llevó a pensar en la realidad de esta festividad, mundialmente celebrada, aunque tal vez de modos distintos según en qué países de nuestro planeta, pero lo que nadie puede negar es la resonancia universal del nacimiento de Jesús, Hijo de Dios hecho hombre. Nos da una idea de su importancia el hecho de que a partir de él se cuenta el tiempo: antes y después de este Nacimiento. (Sí. El 'hecho', porque no conmemoramos unas fechas, sino el 'hecho' que motivó el 24 y el 25 de diciembre de cada año).
     
Para nosotros, católicos, tiene una singularidad especial hasta el extremo de que la propia Liturgia de la Iglesia tiene un tiempo de especial preparación que conocemos con el nombre de Adviento. Durante cuatro semanas las lecturas de las Eucaristías van preparando el camino con el anuncio de los distintos profetas anunciando este hecho singular que, tal como profetizaron, culminó con el nacimiento de este Niño que con el paso de los años amará como nadie y sufrirá como nadie, como todos conocemos.
NACIMIENTO DE CRISTO.-EL GRECO.-MANIERISMO
      Estos profetas anunciaron: 'El Señor, por su cuenta, les dará una señal: Miren: la virgen está encinta y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel' (Is. 7, 10-14).
      'Pero tú, Belén de Efrata,pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; cuyos orígenes serán de antiguo, de días de muy remota antigüedad'. (Miq. 5, 2).
      'Porque un niño nos es nacido, un hijo se nos ha dado, que tiene su hombro la soberanía, y se llamará su nombre maravilloso consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de la Paz'. (Is. 9, 6).
NATIVIDAD DE CRISTO.- ICONO
      Él es el personaje central de la Navidad, pero no podemos dejar atrás otros personajes muy importantes también. Por ejemplo, María de Nazaret, que aceptó ser la Madre de quien todo Israel esperaba, sin más garantías  que (nada más ni nada menos) las que el mismo Dios le daba por medio de un Ángel mensajero. Ciertamente ella no 'conoció' varón, pero ante los ojos del pueblo, que no entendería la Verdad del acontecimiento, precisaba de un varón que hiciese la función de padre. Ese rol lo desempeñó José, varón honrado y cabal observador de la Ley de Dios, que a pesar de sus dudas iniciales, aceptó plenamente su misión tras el sueño en el que un Ángel le desveló la realidad de lo que María llevaba en su seno.
EL PORTAL DE BELÉN.-GENTILE DA FABRIANO.-
GÓTICO INTERNACIONAL
      No obstante, que anualmente conmemoremos este acontecimiento que cambió la vida al mundo, hace ya 2014 años aproximadamente, no es óbice para que cada año renovemos a través de una gozosa y responsable reflexión, lo que este hecho represente a nivel personal. María, su Madre, me parece que fue la primera que analizó todos los hechos de su Hijo, desde la cueva de Belén hasta su Ascensión a los cielos, guardándolo todo en su corazón.
NACIMIENTO DE CRISTO.- EDWARD COLEY BURNE-JONES.-PRERRAFAELITA
      Cierto es que para la gran mayoría de personas supone un pretexto para juntarse las familias y celebrar con alegría este acontecimiento, pero ¿realmente está presente este Niño en esas reuniones familiares o sociales? Porque hoy nos encontramos, triste es decirlo, que la secularización existente hace que nos olvidemos de Aquel de quien celebramos su cumpleaños y que por mucha alegría que haya en estos encuentros familiares o de amigos, si no está el Protagonista principal serán unas reuniones huecas y sin contenido profundo. Serán unas reuniones que dará lo mismo hacerlas un 24/25 de diciembre que un 12/13 de mayo o del mes que sea.
ADORACIÓN DE LOS PASTORES.-JOHN SINGLETON COPLEY.-
S. XVIII-XIX
      Si Dios manda a su Hijo unigénito para nuestra salvación, ¿no debiéramos corresponder de alguna manera desde nuestro interior? Un mínimo agradecimiento al Padre que lo envía, al Hijo que nos redime, al Espíritu Divino que asiste permanentemente a Jesús de Nazaret, a la virgen que, gracias al 'SI' que dio en su momento cuando el mismo Dios se lo pidió por medio del Arcángel Gabriel, a José que los cuidó y proveyó con su trabajo para tener lo mínimo necesario, sufriendo también lo preciso para evitarles males mayores, como el de la huida a Egipto.
     
      Cuando salimos a la calle durante estas fechas, podemos ver profusión de árboles llamados 'de Navidad', muchos adornos con motivos que dicen ser 'navideños', escaparates que invitan a un consumismo que en sí mismo está bien, pero que en ocasiones encierra un error de bulto en el sentido de que parece que 'invitan' comprar precisamente por esta conmemoración, como si fuera una obligación.
NACIMIENTO DE JESÚS.-FRA BATOLOMEO.- RENACIMIENTO
      La música de los villancicos suena como algo obligado a inundar todos los ambientes, pero nadie piensa en el mensaje de la letra que contiene esa composición musical. Y algunos de ellos encierran mensajes muy hermosos sobre la vida de la Sagrada Familia. 
      Esta es la razón de ser del título de la entrada. Hoy, ¿realmente se celebra el nacimiento de Cristo o hay 'alguien' que desea borrar de la Historia este acontecimiento? Vano empeño sea quien fuere. Dos mil años y pico transcurridos desde el nacimiento de Cristo son testigos de su permanencia a pesar de los avatares que el mundo ha sufrido y sufre. La sangre de miles de mártires, incluso en el siglo XXI, vertida porque no han renunciado a su fe en aquel Niño, a pesar de las amenazas de muerte recibidas, también. Y la labor del Espíritu que se manifiesta diariamente de mil formas diferentes también marca su impronta a diario y desde siempre, aunque nuestra miopía o ceguera espiritual no nos permita captar esta presencia.
ADORACIÓN DE LOS PASTORES.-GHIRLANDAIO.-RENACIMIENTO
      La costumbre de poner el Belén, ideado por San Francisco de Asís que fue quien primero lo hizo (aunque no tan completo como ahora), ya no suele verse por las calles, ni en los colegios, ni en los domicilios particulares en general. Solamente las agrupaciones de cristianos que viven esta celebración (los 'belenistas') se esfuerzan, además de otras personas que no renuncian a que se pierda esa tradición de hacer presente esta festividad con sus trabajos, algunos de ellos realmente admirables en cuanto a su creatividad y a su arte.
NACIMIENTO DE CRISTO.-CARLO MARATTA.-BARROCO
      De cualquier manera, y como en todo, la celebración de este magno acontecimiento dependerá de la buena voluntad de cada cristiano. (Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad'. (Lc. 2, 14). Al menos, en lo que a mi familia y a mí respecta, lo vamos a hacer.
NACIMIENTO DE CRISTO.-GIOVANNI TIÉPOLO.-BARROCO
      Personalmente he preferido poner estos cuadros que ilustran la entrada con el único tema del nacimiento de Jesús  de Nazaret en Belén como homenaje personal al Arte, a los pintores de todos los tiempos que nos han transmitido su visión de este acontecimiento y, principalmente, al propio Niño protagonista principal, junto con su Madre la Virgen y San José.   
      Y a todos ustedes les deseamos toda la felicidad que puede suponer la presencia del Niño en sus vidas así como mucha ventura  en el año Nuevo que nos comenzará en breve.
      Que Nuestra Señora del Nuevo Adviento y el Niño que lleva en su seno siempre nos bendigan.
      

NUESTRA SEÑORA DEL NUEVO ADVIENTO.-ICONO

miércoles, 17 de diciembre de 2014

El Cielo, el Reino de Dios, la Gloria Divina,...(y II)

EL PARAÍSO.-JACOPO TINTORETTO.-RENACIMIENTO
      Teniendo en cuenta los fragmentos bíblicos contenidos en la entrada anterior, no debemos tener miedo a la muerte. Realmente es el paso a la auténtica vida, la que no tiene fin, y a la que estamos llamados desde que somos concebidos en el seno materno. La muerte llegará, por supuesto, como un nuevo parto y un nuevo nacimiento, pero antes de que esto ocurra Dios se estará sugiriendo en nuestra vida de múltiples maneras para allanarnos el camino, ya que Él pasó por ella como paso previo a su Resurrección. Nosotros pasaremos por ella también como paso previo a nuestra propia resurrección. Cuando esto llegue, viviremos en su Reino en plenitud. Lo que dijo a Marta, hermana de Lázaro, es extrapolable a nosotros: 'Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre'. (Jn. 11, 25-26).
LAS BODAS DEL CORDERO.- TAPIZ
      'Cuando conozcas a Dios tal cual es, tendrás un cuerpo inmortal e incorruptible como el alma, y poseerá el Reino de los cielos. Puesto que durante la vida terrestre has reconocido al Rey celestial, serás el familiar de Dios y el coheredero de Cristo, y no más esclavo de las pasiones, de las codicias y de las enfermedades'. (SAN HIPÓLITO. Refutación de todas las herejías, libro X).
      En la Vida Eterna plenificará la Comunión de los Santos y todos cuantos estemos en el Reino por la Misericordia de Dios que es infinita, veremos, pues, plenificados todos los carismas que Dios nos entregó en la vida terrena, como dice San Pablo en el capítulo 13 de su primera Carta a los de Corinto.
VISIÓN DE SAN JUAN EVANGELISTA.-MAESTRO DESCONOCIDO.-S. XV
      'Los hombres, pues, verán a Dios y vivirán, ya que esta visión los hará inmortales, al hacer que lleguen hasta la posesión de Dios. Esto, como dije antes, lo anunciaban ya los profetas de un modo velado, a saber, que verán a Dios los que sean portadores de su Espíritu y esperan continuamente su venida. Como dice Moisés en el Deuteronomio, aquel día veremos que Dios puede hablar a un hombre y seguir este con vida'. (SAN IRENEO. Tratado sobre las herejías, 4, 20).
LA JERUSALÉN CELESTIAL
      En el nuevo Paraíso, la Jerusalén celestial, viviremos en una fiesta permanente con la Santísima Trinidad, la Virgen, los ángeles y los santos, que tendrá su culmen en la resurrección final de la carne, con una duración eterna, para todos cuantos hayamos hecho la opción de nuestra vida por Dios, con Dios y en Dios. 'Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva porque el primer cielo y la primera tierra han pasado y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, enviada por Dios, arreglada como una novia que se adorna para su esposo. Y escuché una voz potente que decía desde el trono: Esta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos. Ellos serán su pueblo y Dios estará con ellos y será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque lo de antes ha pasado'. (Ap. 21, 1-4).
      Sinceramente. Después de todas las cosas que estamos viendo, incluso viviendo, en este mundo con  corrupción a tope de mucha gente, carencia de trabajo y de medios para conseguir lo mínimo necesario para subsistir, enconados empeños de Organizaciones para mejorar las condiciones de vida de muchísimas personas y que se estrellan contra la incomprensión y falta de garra y de compromiso para colaborar con ellas por parte de quienes realmente podrían hacerlo, ausencia de valores humanos, incluso de valores cristianos, en muchísima gente que solamente se preocupa de satisfacer su propio ego y olvida que hay semejantes suyos que sufren por no tener lo más mínimo, es necesario, absolutamente necesario, volvernos hacia ese Dios Uno y Trino que nos acepta y desea que le aceptemos.
APOCALIPSIS.-EL TRIUNFO DE LA IGLESIA.-
BERNARDO VAN OFRLEY.-RENACIMIENTO
      Somos cada uno, en definitiva, quien tiene que responder de sí mismo. Poner en funcionamiento, hasta el agotamiento, los talentos recibidos para que a través de ellos, por medio de nuestra colaboración, Dios pueda darse a nuestros semejantes. Jamás conoceremos hasta dónde llegará nuestra disponibilidad con el Altísimo (ni falta que nos hace conocerlo) pero Él sí lo sabe y nos lo devolverá con creces, porque a generosidad nadie le gana.
      'Todo cuanto hacemos en este mundo apenas tiene duración hasta la muerte; y llegando ésta, arranca el fruto de nuestro trabajo. Pero cuando trabajamos de  cara a la vida eterna, el fruto de nuestro trabajo permanece. Cuando se ha llegado al conocimiento de las cosas eternas, dejan de tener importancia los frutos temporales'. (SAN GREGORIO MAGNO. Homilía 27 sobre los Evangelios).
CENA DE LAS BODAS DEL CORDERO.- AP. 19, 6-8
      Después, cuando nos llegue el momento de la partida, nuestra fe y esperanza en Él, así como cuanto hayamos hecho por nuestros semejantes desde el punto de vista que sea, será nuestro salvoconducto para recibir el abrazo de bienvenida a la Gloria por parte de la Santísima Trinidad y participar del Eterno Banquete en su Reino.
      Santa Faustina Kowalska expresó así su ansia de Dios: 'Oh día eterno, día deseado, / te espero con ansia e impaciencia, / ya dentro de poco el amor soltará el velo, / y tú te volverás mi salvación.
     Oh día espléndido, momento incomparable, / en que veré por primera vez a mi Dios, / Esposo de mi alma y Señor de los señores, / siento que el temor no abrazará mi alma.
     Oh día solemnísimo, día resplandeciente, / en que el alma conocerá a Dios en su poder, / y se sumergirá entera en nuestro amor, / y conocerá que han pasado las miserias del destierro.
    Oh día feliz, día bendito, / en que mi corazón se incendiará de amor eterno hacia tí, / porque ya ahora te siento, aunque a través del velo, / tú, Jesús, en la vida y en la muerte eres mi éxtasis y encanto.

    Oh día que espero durante toda mi vida. / Y te espero a tí, oh Dios, ya que te deseo solamente a tí, / sólo tú estás en mi corazón y lo demás es nada'.
      Bueno. Siempre se aprende algo (o mucho) de los santos. Y de este texto de Santa Faustina se puede sacudir el respeto, temor o miedo que nos pueda producir la muerte. Pero ésta, ¿qué es sino la apertura de la puerta que nos separa de Él? No temamos, pues, abrirla, cuando nos llegue el momento. Ahí estará Él para llevarnos a vivir su Gloria.
      Que Nuestro Señor, el Cristo del Gran Poder y su Madre, Nuestra Señora la Virgen del Apocalipsis nos acojan,bendigan y conduzcan al Reino de Dios.
VIRGEN ALADA DEL APOCALIPSIS.-MIGUEL DE SANTIAGO.-
S. XVII.-ESCUELA QUITEÑA

domingo, 23 de noviembre de 2014

El Cielo, el Reino de Dios, la Gloria Divina,...(I)

LA APOTEOSIS DEL CORDERO. EL JUICIO FINAL.-BERNARDO VAN ORLEY.-RENACIMIENTO
     El título de la entrada son unas palabras o expresiones que encierran en sí  mismas un mismo significado: 'Allí no habrá noche, y los que allí vivan no necesitarán luz de lámpara ni luz del sol, porque Dios el Señor les dará su luz, y ellos reinarán por todos los siglos' (Ap. 22, 5).
     Me ha parecido la mejor forma de comenzar este tema, ya que expresa la manera de gozar de ese Estado, semejante a Dios, viviendo su misma Vida divina. Todos deseamos alcanzar la felicidad, la plenitud de nuestro ser, y el único que nos lo puede dar, y desea hacerlo, es el mismísimo Dios.
      No debemos olvidar que cuando creó el primer hombre y la primera mujer, fue con el propósito de darles la felicidad desde el primer momento. No pudo ser porque se metió por en medio el padre de la mentira y engañó a nuestros primeros padres con sus falacias, entorpeciendo los planes del Creador. Pero como éste seguía fiel con su objetivo, envió a su Hijo Unigénito para restaurar su Plan y redimir al género humano. De esa manera podríamos disfrutar de todo cuanto Dios nos tenía y sigue teniendo reservado.
     

      Pero exactamente igual que en los tiempos paradisíacos de Adán y Eva, el maligno sigue pendiente del engaño y de la trampa con buenas palabras, buenos engaños, buenas tomaduras de pelo a los mortales que se dejan engañar y no aprovechan la lección de nuestros primero padres. 

THEOTOKOS.-ICONO DE LA VIRGEN CON EL NIÑO.
      Pero la paciencia divina no tiene límites y, además, nos destinó una Madre que nos ayude a conseguir lo que el Todopoderoso desea para nosotros.
      Es cierto que no hemos presenciado cómo es el Cielo o como lo queramos llamar, pero tenemos lo que nos dice la Biblia y lo que Jesucristo nos reveló: 'En la Casa de mi Padre hay muchas estancias, si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos un sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros'. (Jn. 14, 1-3).
      Generalmente tenemos la tendencia a pensar o creer que el Cielo o la Gloria viene a ser como un lugar, más o menos físico, en el que viviremos como lo hacemos ahora en este mundo, sin problemas ni enfermedades. Por favor. No trivialicemos el tema. Ciertamente la Biblia no la menciona como tal, pero sí que lo hace mencionando 'la gloria de Dios': 'Moisés y Aarón dijeron a los israelitas: -Esta tarde sabréis que es el Señor quien os ha sacado de Egipto, y mañana veréis la gloria del Señor'. (Ex. 16, 6-7). Y ya en el Nuevo Testamento, Jesús también hace referencia a la misma: 'Jesús le dice (a Marta): -¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?' (Jn. 11, 40).
TRIUNFO DEL CORDERO MÍSTICO.-BERNARDO VAN ORLEY.-RENACIMIENTO
      El 15 de agosto de 2010, el entonces Sumo Pontífice Benedicto XVI dijo en su homilía: 'Hoy, todos somos bien conscientes de que, con el término cielo, no nos referimos a un lugar cualquiera del universo, a una estrella o algo parecido. No. Nos referimos a algo mucho mayor y difícil de definir con nuestros limitados conceptos humanos. Con este término 'cielo', queremos afirmar que Dios , el Dios que se ha hecho cercano a nosotros, no nos abandona ni siquiera en la muerte y más allá de ella, sino que nos tiene reservado un lugar y nos da la eternidad; queremos afirmar que en Dios hay un lugar para nosotros. Nada de lo que para nosotros es valioso y querido se corromperá sino que encontrará plenitud en Dios'.
     

      Eso significa que en la vida eterna podremos conocer realmente cómo es Dios, tanto su naturaleza como su sustancia, lo cual nos llevará a la plenitud de nuestro ser y a la perfección en nuestra adoración a la Santísima Trinidad. 

A TRAVÉS DEL ESPEJO DEL APOCALIPSIS.- VITALY  LINITSKY.- S. XX.
 'Ahora vemos confusamente en un espejo; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es por ahora limitado; entonces podré conocer como Dios me conoce'. (ICor. 13, 12).
      ¿No nos vamos a fiar de lo que dice San Pablo y, especialmente, Jesús de Nazaret? Hemos visto anteriormente lo que nos dice sobre 'la Casa del Padre', pero no se detiene solamente en eso. ¿Les suena este otro comentario que conocemos a través del San Mateo? 'No amontonéis tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los roen, donde los ladrones abren boquetes y los roban. Amontonad tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni carcoma que los roan, ni ladrones que abran boquetes y los roben. Porque donde está tu tesoro, allí está tu corazón'. (Mt. 6, 19-21)
      '¡Qué necedad tan grande es amontonar donde se ha de dejar, y no enviar allí donde se ha de ir! Coloca tus riquezas donde tienes tu patria'. (SAN JUAN CRISÓSTOMO.-Catena Áurea, Volumen I).
LA GLORIA.-TIZIANO.-RENACIMIENTO
      Parece que nos está diciendo que nuestras obras buenas nos acompañarán y adornarán nuestra estancia en la Casa del Padre, según nuestros parámetros humanos, pero de cualquier modo puede ayudar a nuestro pobre entendimiento para comprender, muy básicamente, lo que podremos alcanzar.
      Así y todo, no  podemos evitar que la idea de la muerte se enseñoree en algún momento de nuestra imaginación y que ese trago, que sabemos que todos tenemos que pasar, nos produzca algún desasosiego, pero ¡caramba! Tengamos la entereza de cambiar el chip y pensemos en positivo: Dios no creó la muerte. No la quería.  'Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo imagen de su propio ser; pero la muerte entró en el mundo por la envidia del diablo y los de su partido pasarán por ella'. (Sab. 2, 23-24). El siglo I antes de Cristo, cuando se supone que fue escrito el Libro de la Sabiduría, ya se pensaba de esa manera y se esperaba una vida mejor: 'La gente pensaba que cumplía una pena, pero ellos esperaban de lleno en la inmortalidad, sufrieron pequeños castigos, recibirán grandes favores, porque Dios los puso a prueba y los halló dignos de sí'. (Sab. 3, 4-5).
LOS DOS PROFETAS. LA MUJER VESTIDA DE SOL.-BERNARDO VAN ORLEY.-RENACIMIENTO
      ¿Por qué quiere Dios lo mejor para nosotros? Sencillamente, porque nos amó primero. El motor de la Creación, especialmente de la creación del género humano, fue motivado por el Amor desbordante de Dios que se proyecta en la cumbre de la Creación: Adán y Eva. Y ese Amor es el que le impulsa al anuncio de la Redención a través de otra mujer: María de Nazaret. Fue elegida para que a través de ella naciera Jesucristo, el cual, mediante su predicación nos hizo patente el Amor de Dios y nos lo descubrió como Padre amante de sus criaturas, por eso 'nosotros amamos a Dios porque Él nos amó primero'. (I Jn., 4 19).
La próxima entrada finalizaremos este tema. Que el Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora la Virgen de Guadalupe nos bendigan y ayuden en todo.

jueves, 30 de octubre de 2014

Santo Lugar de Espera (y III)

LA VIRGEN MARÍA INTERCEDIENDO POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO.-
CRISTÓBAL DE VILLALPANDO.-BARROCO NOVOHISPANO
      Estamos a punto de celebrar la festividad de Todos los Santos y al día siguiente la conmemoración de los Fieles Difuntos. Ellos son los protagonistas de esta entrada: los que todavía puedan estar en el Purgatorio necesitan de nuestro recuerdo en forma de oraciones, sacrificios y, sobre todo, Misas. La Eucaristía es el mayor y el mejor de nuestro recuerdo para que pronto dejen ese estado para gozar de la eterna bienaventuranza de vivir y adorar a Dios en plenitud, pata toda una eternidad. 
      Dentro de esta perspectiva no podemos olvidar que nuestra Madre la Virgen tiene mucho que decir en este tema como poderosísima Intercesora de todos y cada uno de nosotros. Bajo la advocación de Virgen del Carmen (o del Carmelo) se apareció a San Simón Stock, Superior General de los Carmelitas entre 1245 y 1265, prometiéndole liberar a las almas del Purgatorio que hayan vestido su escapulario durante su vida. Es bastante frecuente encontrar cuadros, estampas o dibujos viendo cómo da la mano a algún alma del Purgatorio para sacarla de ese estado y llevarla al Reino del Padre.
      Existe una palabra cuyo significado abarca todo cuanto se hace a favor de quienes permanecen en el Purgatorio. Me refiero a la palabra 'sufragio'. No todos la conocen ni saben a qué se refiere desde el punto de vista religioso. Copiando la definición del diccionario podemos entender a qué se aplica: 'Sufragio: Oración o acto religioso que se hace por las almas de los difuntos'. Entonces ese ofrecimiento de sufragios que puedan ofrecerse a Dios por estas almas, supone una intercesión por ellos agradable al Todopoderoso que contribuye a que se acorte su permanencia en ese estado purgante. Y las mismas almas beneficiadas son las primeras que agradecen nuestra solidaridad con ellas.
TRIUNFO DE JUDAS MACABEO.-PEDRO PABLO RUBENS.-BARROCO
      ¿Nos dicen algo las Sagradas Escrituras del Purgatorio? Directamente, no, pero sí que existen pasajes en los que se pide por los muertos. Uno de los más conocidos se encuentra en el segundo Libro de los Macabeos. Después de una batalla fueron a recoger sus muertos y se encontraron que bajo la túnica de muchos de ellos había objetos consagrados a los ídolos de Yamnia, prohibidos por la Ley judía. Judas Macabeo tuvo un pensamiento. 
      'Efectuó entre sus soldados una colecta y envió entonces hasta dos mil monedas de plata a Jerusalén a fin de que ahí se ofreciera un sacrificio por el pecado. Todo esto lo hicieron muy bien inspirados por la creencia de la resurrección, pues si no hubieran creído que los compañeros caídos iban a resucitar, habría sido cosa inútil y estúpida orar por ellos. Pero creían firmemente en una valiosa recompensa para los que mueren como creyentes; de ahí que su inquietud era santa y de acuerdo con la fe. Esta es la razón por la cual Judas ofreció este sacrificio por los muertos, para que fueran perdonados por su pecado'. (2Mac. 12, 41-46). Ya vemos que la oración por los difuntos tenía gran valor para ellos.
     
Ya no son tan conocidos otros fragmentos del Antiguo Testamento. Fijémonos en éste: 'Haz gracia a todo viviente, y al muerto no le niegues tu benevolencia'. Pertenece al libro del Eclesiástico, versículo 33 del capítulo 7
PURGATORIO.- LES TRÈS RICHES HEURES DU DUC DE BERRY.-HERMANOS LINDBOURG.-GÓTICO.
 Isaías también hace su aportación: 'Serán agrupados y, hechos prisioneros, quedarán encerrados en la mazmorra: pasados muchos días, serán juzgados'. (Is. 24, 22). ¿Cómo no iban a estar presentes los Salmos en este tema? 'Saca mi alma de la cárcel para que pueda alabar tu nombre. Me rodearán los justos en corona cuando te hayas mostrado propicio hacia mí'. Esta cita pertenece al Salmo 142.
      En el Nuevo Testamento también podemos ver citas que pueden hacer referencia a la purificación para vivir con Dios: 'Dichosos los que tienen un corazón limpio porque ellos verán a Dios'. (Mt. 5, 8). El pasaje de San Pablo en el que hace mención a la diversidad de miembros pero formando parte de un solo cuerpo, podemos ver cómo somos necesarios todos para todos. Dice: 'Dios mismo distribuyó el cuerpo dando mayor honor a lo que era menos noble, para que no haya divisiones en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos de los otros. ¿Que un miembros sufre? Todos los miembros sufren con él. ¿Que un miembro es agasajado? Todos los miembros comparten su alegría'. (I Cor. 12, 24-26). La cita completa sería del versículo 12 al 31.
     
Tal vez alguien podría argüir que eso hace referencia a la Iglesia militante, o sea, a los vivos, pero ¿no somos todos Iglesia? ¿Y esa Iglesia no sabemos que tiene tres estados: Militante, Purgante y Triunfante? ¿Qué inconveniente puede haber en que si sabemos que esos hermanos nuestros están sufriendo les ayudemos con nuestra oración, nuestros Rosarios, nuestras Coronillas a la Divina Misericordia por la almas del Purgatorio y, sobre todo, por nuestras Eucaristías? La Iglesia, Madre y Maestra, ¿no ha dedicado un día en el Calendario Litúrgico, concretamente el 2 de noviembre, por las benditas almas del Purgatorio, como indicaba al inicio de esta entrada?           También es el Apóstol de los Gentiles quien comenta hablando de la actuación personal de cada uno: 'Su obra quedará de manifiesto, pues en su día el fuego lo revelará y probará cuál fue la obra de cada uno. Aquel cuya obra subsista recibirá el premio, y aquel cuya obra sea consumida sufrirá el daño; él, sin embargo, se salvará, pero como quien pasa por el fuego'. (ICor. 3, 13-15).
      Si Jesucristo dijo que no había venido a ser servido, sino a servir, no estará de más que sirvamos a las almas del Purgatorio con aquello que podamos ofrecer en su beneficio. 
VIRGEN DEL CARMELO.-TIÉPOLO.-ROCOCÓ
'Pensemos en procurarles algún alivio del modo que podamos. ¿Cómo? Haciendo oración por ellos y pidiendo a otros que también oren. Porque no sin razón fueron establecidas por los apóstoles mismos estas leyes; digo el que en medio de los venerados misterios se haga memoria de los que murieron. Bien sabían ellos que de esto sacan los difuntos gran provecho y utilidad'. (SAN JUAN CRISÓSTOMO. Homilía sobre la Epístola a los Filipenses). Los Padres de la Iglesia son de la misma opinión.
       Dejando momentáneamente los apoyos de las Escrituras, de los Padres de la Iglesia y de lo que enseña la misma Iglesia, voy a referirme a la experiencia de algunos Santos, pero antes debo dejar claro unos puntos: Lo que ellos cuentan o han vivido, visto o experimentado, no son, obviamente, dogmas ni doctrina eclesial. Son solamente una vivencias que las han expuesto por escrito para que sepamos lo que puede haber en el Purgatorio o en el lugar que por expreso deseo y Gracia de Dios, les ha permitido conocer. Solamente voy a escribir el relato tal como lo pusieron. Luego, cada uno que saque sus propias conclusiones.
       
Visión del Purgatorio de Santa Faustina Kowalska.- 'Mientras estaba en Skolimow, casi al final de su Postulantado, Santa Faustina le preguntó al Señor por quién más debía orar y la noche siguiente tuvo esta visión: "Esta noche vi a mi Ángel de la Guarda, quien me pidió que lo siguiera. En un momento me vi en un lugar lleno de fuego y de almas sufrientes. Estaban orando fervientemente por sí mismas pero no era válido, solamente nosotras podemos ayudarlas. Las llamas que las quemaban no podían tocarme. Mi Ángel de la Guarda no me dejó sola ni un momento. Yo pregunté a las almas qué es lo que más las hacía sufrir. Ellas me contestaron que era el sentirse abandonadas por Dios... Vi a Nuestra Señora visitando a las almas del Purgatorio, la llamaban Estrella del Mar. Luego mi Ángel Guardián me pidió que regresáramos. Al salir de esta prisión de sufrimiento, escuché la voz interior del Señor que decía: -Mi Misericordia no quiere esto, pero lo pide mi Justicia'.
      Santa Magdalena de Pazzi.-  Fue una monja del Carmelo que vivió en los siglos XVI y XVII.  Con frecuencia caía en éxtasis y en uno de ellos visitó el Purgatorio por deseo de Dios. Vio los lugares donde la Justicia y la Misericordia divinas había enviado las almas. Se dio cuenta de por qué Dios le había permitido conocer cuanto se sufre en el Purgatorio. Lo relató de esta manera.
      Consintió así a llevar a cabo el penoso viaje. A partir de entonces caminó durante dos horas alrededor del jardín, que era muy grande, parando de tiempo en tiempo. Cada vez que interrumpía su caminata, contemplaba atentamente los sufrimientos que le mostraban. Las religiosas vieron entonces que, compadecida, retorcía sus manos, su rostro se volvió pálido y su cuerpo se arqueó bajo el peso del sufrimiento, en presencia del terrible espectáculo al que se hallaba confrontada. 
     
Entonces comenzó a lamentarse en voz alta: -¡Misericordia, Dios mío, misericordia! Desciende, oh Preciosa Sangre y libera a estas almas de su prisión. ¡Pobres almas! Sufren tan cruelmente y aun así están contentas y alegres. Los calabozos de los mártires en comparación con esto eran jardines de delicias. Aunque aún hay en mayores profundidades. Cuán feliz debo estimarme al no estar obligada a bajar hasta allí.    Sin embargo descendió después porque se vio forzada a continuar su camino. Cuando hubo dado algunos pasos, paró aterrorizada y, suspirando profundamente, exclamó: -¡Qué! ¡Religiosos también en esta horrenda morada! ¡Buen Dios! ¡Cómo son atormentados! ¡Oh, Señor!'.                                                                               San Pío de Pietrelcina tuvo varios casos de encontrarse en el convento con personas que le dijeron que estaban en el Purgatorio, pero sería muy largo de contar. Quien sienta curiosidad puede buscar en internet 'El Padre Pío y el Purgatorio' y se enterará de cosas.  Muy interesante también es lo ocurrido a un fraile del mismo convento del Padre Pío, Fray Daniele, que murió y estuvo en el Purgatorio.  Dios le permitió volver a la vida.

     He dejado para el final una cita de Santa Teresa y otra de Tomás de Kempis porque tienen mucho que ver, aunque haya alguien que no comparta esta opinión por la circunstancia que sea, para este turbulento siglo XXI.  'Esforcémonos en hacer penitencia en esta vida. ¡Qué dulce será la muerte de quien de todos sus pecados la tiene hecha, y no ha de ir al Purgatorio!' (SANTA TERESA DE JESÚS.Camino de perfección).
MUERTE DE SANTA TERESA EN BRAZOS DE LA BEATA ANA DE SAN BARTOLOMÉ.-CUADRO DE SOR ISABEL GUERRA, CISTERCIENSE.-S. XX - XXI
      Y esta otra: 'Mejor es purgar ahora los pecados y vicios que dejarlos para el Purgatorio'. (TOMÁS DE KEMPIS. Imitación de Cristo, I, 24, 3).
      Ya lo dejo.He procurado exponer el tema lo mejor que he podido y he sabido. Me he documentado y he procurado trasladar aquí  cuanto me ha parecido mejor en cuanto a dar luz sobre este tema. Pero el mérito absoluto, lo digo de corazón, lo tiene el Espíritu Santo. Sin Él, no hubiera sido posible.
      Que el mismo Espíritu de Dios que 'aleteaba sobre las aguas' en la Creación y Nuestra Madre y Señora la Virgen del Carmen, nos bendigan y protejan.