sábado, 14 de febrero de 2015

¿Sacramentales = Sacramentos? (y II) .- 14-febrero- 2015

LA VIRGEN ENTREGA EL ESCAPULARIO A SAN SIMÓN STOCK
      En la entrada anterior vimos los fundamentos así como los motivos que tuve para escribir sobre ellos. Ahora continuamos el tema tratando de unos que están a nuestro alcance, muy conocidos, que casi con toda seguridad ya los estamos empleando, y con esto daré por finalizado el tema.
      Teniendo presente que son signos de la oración de la Iglesia y que nos predisponen a recibir la Gracia, son elementos valiosísimos para trabajar en la parcela  eclesial que nos corresponda y, a nivel personal, nos mantienen en disposición permanente para cumplir nuestros deberes con Dios como cristianos, teniéndolo a Él en el punto de mira de cada uno de nuestros actos, puesto que cuando estamos haciendo uso de uno de ellos, sea cual fuere, lo que realmente estamos haciendo es ponernos bajo la protección de Dios y pedirle que nos acoja en su divina misericordia. Esto es algo que siempre debiéramos tener presente.
      Uno de estos sacramentales es el uso del escapulario de la Virgen del Carmen. Ya conocemos que el género humano está inclinado hacia el pecado, si bien también es cierto que los cristianos que tenemos las ideas claras sabemos que debemos huir de ellos por la ofensa que son para Dios. Los sacramentales contribuyen a que los rechacemos de plano, tanto los mortales como los veniales, porque conocemos que es el maligno quien nos empuja a cometerlos para alejarnos de nuestro Hacedor.
     El escapulario, como sacramental, nos predispone al amor de Dios y a vivir cumpliendo sus mandatos y procurando que sus planes su cumplan en cada uno de nosotros. Es un signo de la protección de la Madre de Dios a sus hijos. Según la tradición, San Simón Stock, General de la Orden del Carmelo Descalzo en el S. XIII, andaba preocupado por su Orden y pidió protección a la Virgen María, la cual se le apareció el 16 de julio de 1251 y le dijo: 'Toma, hijo querido, este escapulario; será como la divisa de mi confraternidad, y para ti y todos los carmelitas un signo especia de gracia; quien quiera que muera portándolo, no sufrirá el fuego eterno. Es la muestra de la salvación, una salvaguardia en peligros,un compromiso de paz y de concordia'. 
Poco a poco se fue extendiendo su uso hasta llegar al que conocemos y llevamos puesto algunos de nosotros. los carmelitas lo llevan como parte de su hábito. El nuestro suele llevar una cinta o cordón que en la parte delantera, que va sobre el pecho, en la tela marrón lleva la imagen de la Virgen del Carmen  y en la de detrás, sobre la espalda, el emblema del Carmelo.
      Llevar el escapulario supone una manifestación del cariño que sentimos por nuestra Madre la Virgen, que nos acogemos a su maternal protección e intercesión ante Dios, sentir que le pertenecemos como hijos suyos por el espléndido y hermosísimo regalo de Jesús dándonosla como Madre desde la Cruz, saber que nuestra vida la podemos consagrar a Ella, a su Inmaculado Corazón.
      ¿Qué más cosas se pueden pedir a este sacramental?  
SANTO ROSARIO
      ¿Habrá algún cristiano que desconozca el Santo Rosario? Pienso que no. Mucho o poco pero me parece que todos lo conocemos aunque sea de oídas. Lo que ciertamente es una auténtica lástima es que no lo conozcamos todos y que no lo recemos a diario, porque es un arma poderosísima contra el maligno.
SAN PÍO V Y LA VIRGEN DEL ROSARIO: LEPANTO.-GRAZIO COSSALI.-MANIERISMO
         En una entrada anterior (el 20 de septiembre de 2014: 'Un alto en el camino: Lepanto'), ya mencionaba que con su rezo, ordenado por el Papa San Pío V en 1575 a toda la cristiandad para pedir la victoria sobre los turcos, se vio su enorme potencial: se ganó la batalla en el golfo de Lepanto, a pesar de la inferioridad numérica  de la coalición de las tropas cristianas.
 Pero no solamente es poderoso para estos hechos. A nivel personal en los ambientes familiar, social, profesional y un largo etcétera, es de una eficacia increíble. Así lo he presenciado en algunos casos de familias cristianas en peligro de separación o divorcio matrimonial, que con el rezo de este sacramental lo salvaron y hoy viven auténticamente felices dentro de las cosas y problemas que a diario tienen todas las familias.
SANTO DOMINGO RECIBE EL ROSARIO DE MANOS DE LA VIRGEN
      Si analizamos el contenido de sus Misterios, podremos ver que es un sacramental evangélico a tope: Los Misterio Gozosos contemplan la etapa anterior al nacimiento del Salvador, su nacimiento en Belén y parte de su vida oculta.
      Los Misterios Luminosos nos invitan a reflexionar sobre la vida pública de Jesucristo a través de unos pasajes concretos, desde su bautismo hasta la institución de la Eucaristía el primer Jueves Santo de la Historia.
      En los Misterios Dolorosos se pone de manifiesto el sufrimiento que tuvo el Hijo de Dios hecho hombre por todos y cada uno de nosotros para redimirnos del poder del maligno y darnos la oportunidad de volver a la amistad con nuestro Creador, pasando por la infamia de los inicuos juicios ante el Sanedrín y ante Poncio Pilatos, por la terrible flagelación, la cruel crucifixión y muerte, y el entierro posterior.
ASCENSIÓN DE CRISTO.-JAMES TISSOT.-S. XIX - XX
      Y como no podía quedar así, surgió el triunfo indescriptible de la Resurrección de Jesús, de su Ascensión al Cielo, del nacimiento de la Iglesia en Pentecostés y del triunfo y gloria de la Santísima Madre de Dios, la Inmaculada Virgen María, con su Coronación gloriosa como Reina y Señora de la Creación entera.
      Rezar y meditar este sacramental supone un progreso continuo y permanente en el seguimiento de Jesucristo, , Hijo de María y Hermano y Amigo nuestro.
      Hay otro sacramental más humilde que los dos anteriormente citados, pero también muy eficaz. Me estoy refiriendo al agua bendita. Si hacemos una visión global de la Biblia veremos que el agua (me refiero ahora al agua en general, no al agua bendita) es un elemento que se manifiesta a lo largo de toda la Historia del pueblo de Dios en diversos, pero importantes momentos.
MOISÉS HACE BROTAR AGUA DE LA ROCA.-TINTORETTO.-MANIERISMO
      En Éx. 14, 15-31, vemos el paso del pueblo israelita por el mar Rojo y la derrota del Faraón egipcio al juntarse las aguas sobre su ejército.Este otro pasaje también es conocido: 'Yavéh dijo a Moisés: -Vete delante del pueblo y lleva contigo a ancianos de Israel, lleva en tu mano el cayado con que heriste el río, y ve, que yo estaré allí delante de ti en la roca de Horeb. Hiere la roca y saldrá de ella agua, para que beba el pueblo. Así lo hizo Moisés en la presencia de los ancianos de Israel y dio a este lugar el nombre de Masá y Meribá, por la querella de los hijos de Israel, y porque habían tentado a Yavéh, diciendo: -¿Está Yavéh en medio de nosotros o no? (Éx. 17, 5-7). ¿Recuerdan la curación del general Naamán el sirio, enfermo de lepra, curado cuando se lavó siete veces en el río Jordán? (2Re. 5, 14-17). Y otros varios episodios del A.T., pero todos ellos indicando ayudas y beneficios al pueblo de Dios.
      En el N.T. también encontramos el agua con este mismo sentido. En los Hechos de los Apóstoles encontramos la conversión de un varón etíope, eunuco, ministro de Candaces, reina de los etíopes, que dialogando con el apóstol Felipe le pidió ser bautizado. (Act.8, 26-39). En el capítulo 3 de S. Mateo vemos a Juan bautizando a las gentes y, posteriormente, al mismo Jesús.
FELIPE EXPLICA AL MINISTRO DE CANDACES, LAS ESCRITURAS
      Hoy encontramos a la entrada de los templos católicos unas pequeñas pilas que contienen agua bendita. Al entrar en él, la mayoría de los fieles mojan la yema de sus dedos en ella y hacen la señal de la cruz. Están usando el agua bendita como sacramental.
       El empleo del agua bendita nos remite a nuestro Bautismo, por medio del cual pasamos a pertenecer a la Iglesia Católica y a ser hijos de Dios. Su significación es recordar la limpieza de pecados que debemos tener en nuestra alma por ser, como dice San Pablo, 'templos del Espíritu Santo' (ICor. 6, 19).
       Todos nosotros tenemos peligro de caer  en las tentaciones que nos pone en bandeja el rey de las tinieblas y del pecado. A pesar de pedirle a Dios en el rezo del Padre Nuestro que 'no nos deje caer en la tentación', lo cierto es que caemos en ella a pesar nuestro. Pues bien. El uso del agua bendita contribuye a alejar al maligno de nosotros por ser un sacramental.
         Conozco a varias familias (la nuestra entre ellas), que en casa tienen unos botellines con agua bendita y en ocasiones aspergen la casa, el dormitorio o el comedor, según las ocasiones, pera recordar nuestra debilidad humana, y por ella pedimos la asistencia permanente de Dios en nuestras vidas. Sé de personas que en determinadas circunstancias de agitación espiritual han acudido al agua bendita haciendo la señal de la cruz e invocando el nombre de Jesucristo. La normalidad posterior fue inmediata y luego siguió una oración de acción de gracias por la ayuda recibida.
      Ese matrimonio diariamente asperge su dormitorio y a ellos mismos, rezan completas, se postran en adoración a la Santísima Trinidad y ya se acuestan a dormir.
      Les hago una pequeña confidencia. En cierta ocasión acudimos mi esposa y yo al enlace matrimonial del hijo de unos amigos nuestros y una de las cosas con las que obsequiaron a los hombres fue una pequeña petaca para poner licor. Debido a la medicación que estoy tomando no debo probar el alcohol, pero se me ocurrió una idea: llenarla con agua bendita y llevarla conmigo en el coche. De vez en cuando humedezco con ella los dedos, me santiguo y ya comienzo a conducir. Les aseguro que me da una confianza distinta a las seguridades habituales en la conducción. Me parece que voy acompañado por Alguien de quien me puedo fiar absolutamente, además del Ángel custodio que todos tenemos y debo reconocer que él conduce mucho mejor que yo, pues a veces me ha librado de alguna cosas y de su acompañamiento he tenido pruebas fehacientes. De ello tal vez se lo cuente en otra ocasión.
        Desde mi propia experiencia les digo que el uso de los sacramentales es fundamental en nuestro peregrinar por este mundo.
Que nuestro Señor Jesucristo y su Madre Nuestra Señora de Quinche nos bendigan y ayuden siempre.
                                                                 

martes, 27 de enero de 2015

¿Sacramentales = Sacramentos? (I)

DOMINGO DE RAMOS. BENDICIÓN DE LAS PALMAS
      Pues no. No son lo mismo aunque haya personas que así lo puedan creer pensando que es otra forma de nombrar los Sacramentos.
      Me he decidido a escribir algo sobre este tema a raíz de una conversación con algunos conocidos nuestros a la salida de la Eucaristía del domingo. Surgió el tema y escuchamos las opiniones más peregrinas. Intervinimos mi esposa y yo aclarando conceptos y exponiendo las clases y formas de sacramentales que la Iglesia ha puesto para nuestro bien y ayuda.
      Esto me animó a escribir algo sobre este tema concreto, pero sin ánimo de ser exhaustivo, entre otras cosas porque yo soy el primero que no conozco todo cuanto se pueda referir a este tema.
      ¿Qué dice la Iglesia sobre ellos? El Concilio Vaticano II, en la Constitución 'Sacrosanctum Concilium' sobre la Sagrada Liturgia, expone en el número 60 haciendo referencia a los sacramentales: 'La Santa Madre Iglesia instituyó, además, los sacramentales. Estos son signos sagrados creados según el modelo de los Sacramentos, por medios de los cuales se expresan efectos, sobre todo de carácter espiritual, obtenidos por la intercesión de la Iglesia. Por ellos, los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los Sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida'.

      Hay varias diferencias fundamentales: Los Sacramentos , como ya escribí en algunas entradas anteriores (en noviembre de 2008), son signos sensibles instituidos por Jesucristo para darnos la Gracia. Los sacramentales son signos sagrados instituidos por la Iglesia como dice el Vaticano II, por medio de los cuales se reciben efectos espirituales.
       Es decir: Los Sacramentos los ha instituido Jesucristo; los sacramentales, la Iglesia. Los Sacramentos dan la Gracia; los sacramentales ayudan a los cristianos a conseguirla por distintos medios. Los Sacramentos actúan por sí mismos; los sacramentales actúan por la oración de la Iglesia. Y muy importante: los Sacramentos son necesarios para nuestra salvación; pero los sacramentales, no. 

      En concreto, el Catecismo de la Iglesia Católica dice en su punto 1670: 'Los sacramentales no confieren la Gracia del Espíritu Santo a la manera de los Sacramentos, pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella'.
      Tal vez lo que más impactó en las personas con quienes hablábamos fue cuando les pusimos ejemplos de sacramentales: la señal de la Cruz, las palmas bendecidas del Domingo de Ramos, el Escapulario de la Virgen del Carmen, la ceniza bendecida el Miércoles de Ceniza, las bendiciones,...¿Saben por qué? Precisamente porque todos los conocían pero sin saber el papel que pueden desempeñar en la Iglesia y en la vida religiosa habitual de todos nosotros, en el aspecto que hoy tratamos.
     
      Como decía anteriormente, sin ánimo de extenderme demasiado, voy a desarrollar alguno de ellos, apoyándome, como suelo hacer, en la Doctrina de la Iglesia y en las Sagradas Escrituras, como he dicho más arriba.

      Lo que me parece fundamental a la hora de recibir un sacramental es la disposición que tenemos para recibirlo y aceptarlo. En qué disposición interior se pone nuestra alma, nuestro corazón, para acogerlos, ya que, no lo olvidemos, son signos sagrados.
      Uno de los sacramentales más conocidos tal vez sean las bendiciones. Al finalizar la Santa Misa el sacerdote celebrante procede a bendecir a los que han participado con él en el Sacrificio Eucarístico, y se dan bendiciones solemnes cuando se conmemora alguna festividad especial.
MELQUISEDEC BENDICE A ABRAHAM
     Las bendiciones han existido siempre, aunque no fueran sacramentales puesto que la Iglesia no existía. En la Biblia podemos ver algunos pasajes,por ejemplo, la bendición de Melquisedec a Abraham: 'Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, le ofreció pan y vino y lo bendijo diciendo: -Que el Dios Altísimo que hizo el cielo y la tierra bendiga a Abran. Bendito sea el Dios Altísimo que te ha dado la victoria sobre tus enemigos-. Y Abran le dio el diezmo de todo'. (Gen. 14, 18-20). También está la bendición de Isaac a Jacob (Gen. 27, 1-19). O la de Jacob a los hijos de José, Manasés y Efraím, y a sus doce sus hijos. (Gén. capítulos 48 y 49).
BENDICIÓN DE LA MESA
      Fijémonos en lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica en su punto 1669: 'Los sacramentales proceden del sacerdocio bautismal: todo bautizado es llamado a ser una 'bendición' (Cf. Gén. 12, 2) y a bendedcir (Cf. Lc. 6, 28; Rom. 12, 14; 1P,3, 9). Por eso los laicos pueden presidir ciertas bendiciones (Cf. SC, 79; CIC can. 1168). La presidencia de una bendición se reserva al ministerio ordenado (obispos, presbíteros y diáconos; cf. Ben. 16, 18), en la medida que dicha bendición afecte más a la vida eclesial y sacramental'.
      En nuestros días también hay padres que bendicen a sus hijos, aunque no sean tan solemnes sus bendiciones, pero hay bendiciones que son cotidianas en nuestra vida, por ejemplo, cuando nos sentamos a comer y bendecimos la mesa, es decir, los alimentos que tomamos y a quienes se sientan alrededor de la mesa y dando gracias a Dios por los dones recibidos.
BENDICIÓN DE UNA VIVIENDA
      Así podríamos citar también las bendiciones que pedimos para la casa donde moramos, para el automóvil que tenemos o a un nivel más sencillo cuando pedimos que nos bendigan la medalla de una advocación de la Virgen o de algún santo de nuestra devoción como también para el Rosario que solemos emplear cuando lo rezamos. A nivel eclesial sabemos que se bendicen los templos, el altar del mismo o las campanas, así como los distintos objetos del culto litúrgico, por ejemplo. La próxima entrada finalizaremos este tema.
BENDICIÓN DE UN ALTAR
      Que Jesús, Salvador y Redentor nuestro y su Santísima Madre la Virgen de Jerusalén, nos acompañen y bendigan. 
VIRGEN MARÍA DE JERUSALÉN

sábado, 10 de enero de 2015

A vosotros, jóvenes...y a los no tan jóvenes

ADORACIÓN DE LOS MAGOS.- EDWAR BURNE-JONES.- PRERRAFAELISMO
      Hay ocasiones en las que rebuscando papeles o documentos de algún tipo, más o menos archivados, se encuentra uno con algo que ya no recordaba que existía. ¿Por qué lo guardé? No lo sé, (¡tantas cosas se guardan!) pero les aseguro que tiene tanta actualidad hoy como entonces y tampoco tiene desperdicio alguno. Aunque los destinatarios son los jóvenes, pienso que a todos nos puede venir bien.
      Apenas hace unos días que hemos celebrado el Nacimiento de Jesús y su Epifanía y este escrito deseo que sea también un pequeño homenaje a ese Niño, luego adulto, cuyo bautismo celebramos el 11 de enero. También es un homenaje a los jóvenes de todo el mundo y de todos los tiempos y eso me anima a publicarlo hoy, en esta entrada, unos años después de escribirlo. También lo es a todos cuantos lo lean. Veamos.
BAUTISMO DE CRISTO.- SEBASTIANO RICCI.-BARROCO

     
'Os felicito a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno'. (I Jn, 2, 13). Esto lo dijo San Juan. Pero yo os digo: vencer al maligno no es fácil. Depende de nosotros en un 2%. El 98% restante depende de esa persona tan denostada hoy, tan combatida hoy por algunos sectores sociales o políticos, tan vivificante hoy, tan plenificante hoy, porque es capaz de seguir atrayendo hoy a montones de jóvenes y de adultos en pos de Él, como antaño lo hicieron Pedro, su hermano Andrés y otros muchos.                                                                                   SAN JUAN ESCRIBE EL APOCALIPSIS.-MARTIN DE VOS.- MANIERISMO.                                                                         Él es total en todo. Y yo, otro Juan del siglo XXI, os digo también, cuando las experiencia de vida fructifican y las hebras de plata se peinan a diario, que jamás me ha defraudado ni me ha abandonado en ninguna de las facetas de mi vida: profesión, familia, sociedad... Es cierto, como dicen y creen algunas personas, que vosotros, jóvenes del siglo XXI, lo tenéis aparentemente fácil: botellones, sexo, protestas, indignaciones, pocas ganas de trabajar o de estudiar o de hacer algún sacrificio por pequeño que sea y alguna cosa más, pero no vale la pena hacerlo, porque eso será cierto en algunos casos (o quizá muchos), pero no es lo que ocurre con todos vosotros.
     
Ciertamente esas 'actividades' citadas antes son fofas, inconsistentes por sí mismas, huecas, vacías de sentido,...               PANORÁMICA DE UN 'BOTELLÓN'.           Posiblemente cuando después de uno de esos 'festivales' que os he nombrado anteriormente hayan pasado y regreséis a casa vacíos sin más horizonte que buscar una nueva cita para más de lo mismo, es cuando tal vez tú, muchacho, o tú, muchacha, hagáis un viaje a vuestra intimidad, donde nadie ni nada puede engañaros (a no ser que vosotros mismos queráis engañaros), y veáis la imperiosa necesidad de emprender una huida a un lugar donde podáis encontrar la paz que no tenéis y la plenitud personal que ansiáis sin saber cómo hacerlo. 
      Pero yo os digo que sí. Que es posible. Que pueden alcanzarse esos objetivos. Porque creo en la juventud de hoy, en sus valores, y porque desde mi propia experiencia sé que el lugar existe y siempre tiene las puertas abiertas a cuantos desean entrar. Un lugar que es capaz de reunir a miles de jóvenes de todo el mundo que han sido capaces de descubrir algo (o mejor, Alguien) que realmente les une y les convoca en diferentes partes del mundo periódicamente en la JMJ (Jornada Mundial de la Juventud).
JMJ 2011 EN MADRID, ESPAÑA.-PANORÁMICA DEL AERÓDROMO DE 'CUATRO VIENTOS'. HABÍA MÁS DE UN MILLÓN DE JÓVENES 
      Ese 'lugar' vino (nació para ello) de la mano de una persona que desde su nacimiento en Belén de Judá, anduvo predicando por los polvorientos caminos palestinos, acompañado de doce amigos, la Buena Nueva. Tras ella, el Reino (no de este mundo, pero sí a partir de este mundo), de Paz y Justicia, de Vida y Amor auténtico, real y pleno, que ocupó toda su vida hasta que la entregó, cosido a una Cruz, por todos nosotros. Por vosotros y por mí. Por vuestras familias y por la mía. Por vuestros amigos y por los míos. Por todos sin ninguna distinción.
     
Él es quien puede llenar nuestra vida realmente, en su totalidad, infinitamente más que con el botellón o con la orgía de turno. Solamente hay que dar el paso con decisión, a la brava, como le dijo el Obispo Remigio al Rey bárbaro Clodoveo, cuando se convirtió al cristianismo para ser Rey de Francia: 'Altivo sicambro: adora lo que quemaste y quema lo que adoraste'.                  BAUTISMO DE CLODOVEO, REY DE FRANCIA, POR EL OBISPO REMIGIO.                                                                             Sólo así, dando ese paso decisivo, definitivo y crucial, podrás descubrir la cercanía de Cristo en ti vida y la llenará con abundancia.    Sólo así, desde esta experiencia, podréis decir vosotros lo que dijeron los habitantes de Sicar, ciudad de Samaria, dijeron a la mujer samaritana que les avisó de la presencia de Jesús: 'Ya no creemos por lo que tú nos dijiste, sino porque nosotros mismos hemos oído y visto que éste es, verdaderamente, el salvador del mundo'. (Jn. 4, 42).
JESÚS Y LA SAMARITANA.-DUCCIO DI BUONINSEGNA.-GÓTICO
      Sólo así se os podrá decir, con toda justicia y con todo merecimiento: 'Os felicito a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno'. Y permitidme que os haga este añadido: 'Porque habéis hecho de vuestra vida una opción por quien es la Vida, el Camino y la Verdad'.
CRISTO RESUCITADO
      Que Cristo, Señor de la Vida y de la auténtica Alegría y de la Virgen su Madre, Reina de los Jóvenes, nos bendigan y ayuden.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Navidad,¿nacimiento de Cristo?

NACIMIENTO DE CRISTO.- JACOB JORDAENS.- BARROCO
      Es probable que el título de la entrada pueda inducir a dudas o producir confusión, pero nada más lejos de mi intención. El título está bien puesto en cuanto a la reflexión que me hago y que deseo compartir con ustedes.
      Imaginen que el tema surge hace unos pocos días cuando en una hipotética cafetería en la cual me encontraba, unas personas hablaban de la Navidad. Aunque hubiese querido abstraerme de sus comentarios no lo hubiera conseguido pues sus voces eran perfectamente audibles en el salón. Hay un momento en que una niña que forma parte del grupo, pregunta: '-Papá ¿cuándo montamos el Belén en casa?' La respuesta suena muy 'constructiva': '¡Déjame ahora de tonterías!'
     
¿Qué les parece la respuesta? Pero eso sí. Ese padre y los otros matrimonios que dialogaban se ensimismaban en sus temas coloquiales tan importantes y trascendentes sobre cómo debían hacer la cena de Nochebuena o la comida del día siguiente, Navidad. Y ¡cómo no!, del necesario presupuesto para los oportunos regalos para adultos y pequeños que agotaban el presupuesto,...
NACIMIENTO DE JESÚS.-ARTHUR HUGHES.-S. XIX-XX
      Eso me llevó a pensar en la realidad de esta festividad, mundialmente celebrada, aunque tal vez de modos distintos según en qué países de nuestro planeta, pero lo que nadie puede negar es la resonancia universal del nacimiento de Jesús, Hijo de Dios hecho hombre. Nos da una idea de su importancia el hecho de que a partir de él se cuenta el tiempo: antes y después de este Nacimiento. (Sí. El 'hecho', porque no conmemoramos unas fechas, sino el 'hecho' que motivó el 24 y el 25 de diciembre de cada año).
     
Para nosotros, católicos, tiene una singularidad especial hasta el extremo de que la propia Liturgia de la Iglesia tiene un tiempo de especial preparación que conocemos con el nombre de Adviento. Durante cuatro semanas las lecturas de las Eucaristías van preparando el camino con el anuncio de los distintos profetas anunciando este hecho singular que, tal como profetizaron, culminó con el nacimiento de este Niño que con el paso de los años amará como nadie y sufrirá como nadie, como todos conocemos.
NACIMIENTO DE CRISTO.-EL GRECO.-MANIERISMO
      Estos profetas anunciaron: 'El Señor, por su cuenta, les dará una señal: Miren: la virgen está encinta y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel' (Is. 7, 10-14).
      'Pero tú, Belén de Efrata,pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; cuyos orígenes serán de antiguo, de días de muy remota antigüedad'. (Miq. 5, 2).
      'Porque un niño nos es nacido, un hijo se nos ha dado, que tiene su hombro la soberanía, y se llamará su nombre maravilloso consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de la Paz'. (Is. 9, 6).
NATIVIDAD DE CRISTO.- ICONO
      Él es el personaje central de la Navidad, pero no podemos dejar atrás otros personajes muy importantes también. Por ejemplo, María de Nazaret, que aceptó ser la Madre de quien todo Israel esperaba, sin más garantías  que (nada más ni nada menos) las que el mismo Dios le daba por medio de un Ángel mensajero. Ciertamente ella no 'conoció' varón, pero ante los ojos del pueblo, que no entendería la Verdad del acontecimiento, precisaba de un varón que hiciese la función de padre. Ese rol lo desempeñó José, varón honrado y cabal observador de la Ley de Dios, que a pesar de sus dudas iniciales, aceptó plenamente su misión tras el sueño en el que un Ángel le desveló la realidad de lo que María llevaba en su seno.
EL PORTAL DE BELÉN.-GENTILE DA FABRIANO.-
GÓTICO INTERNACIONAL
      No obstante, que anualmente conmemoremos este acontecimiento que cambió la vida al mundo, hace ya 2014 años aproximadamente, no es óbice para que cada año renovemos a través de una gozosa y responsable reflexión, lo que este hecho represente a nivel personal. María, su Madre, me parece que fue la primera que analizó todos los hechos de su Hijo, desde la cueva de Belén hasta su Ascensión a los cielos, guardándolo todo en su corazón.
NACIMIENTO DE CRISTO.- EDWARD COLEY BURNE-JONES.-PRERRAFAELITA
      Cierto es que para la gran mayoría de personas supone un pretexto para juntarse las familias y celebrar con alegría este acontecimiento, pero ¿realmente está presente este Niño en esas reuniones familiares o sociales? Porque hoy nos encontramos, triste es decirlo, que la secularización existente hace que nos olvidemos de Aquel de quien celebramos su cumpleaños y que por mucha alegría que haya en estos encuentros familiares o de amigos, si no está el Protagonista principal serán unas reuniones huecas y sin contenido profundo. Serán unas reuniones que dará lo mismo hacerlas un 24/25 de diciembre que un 12/13 de mayo o del mes que sea.
ADORACIÓN DE LOS PASTORES.-JOHN SINGLETON COPLEY.-
S. XVIII-XIX
      Si Dios manda a su Hijo unigénito para nuestra salvación, ¿no debiéramos corresponder de alguna manera desde nuestro interior? Un mínimo agradecimiento al Padre que lo envía, al Hijo que nos redime, al Espíritu Divino que asiste permanentemente a Jesús de Nazaret, a la virgen que, gracias al 'SI' que dio en su momento cuando el mismo Dios se lo pidió por medio del Arcángel Gabriel, a José que los cuidó y proveyó con su trabajo para tener lo mínimo necesario, sufriendo también lo preciso para evitarles males mayores, como el de la huida a Egipto.
     
      Cuando salimos a la calle durante estas fechas, podemos ver profusión de árboles llamados 'de Navidad', muchos adornos con motivos que dicen ser 'navideños', escaparates que invitan a un consumismo que en sí mismo está bien, pero que en ocasiones encierra un error de bulto en el sentido de que parece que 'invitan' comprar precisamente por esta conmemoración, como si fuera una obligación.
NACIMIENTO DE JESÚS.-FRA BATOLOMEO.- RENACIMIENTO
      La música de los villancicos suena como algo obligado a inundar todos los ambientes, pero nadie piensa en el mensaje de la letra que contiene esa composición musical. Y algunos de ellos encierran mensajes muy hermosos sobre la vida de la Sagrada Familia. 
      Esta es la razón de ser del título de la entrada. Hoy, ¿realmente se celebra el nacimiento de Cristo o hay 'alguien' que desea borrar de la Historia este acontecimiento? Vano empeño sea quien fuere. Dos mil años y pico transcurridos desde el nacimiento de Cristo son testigos de su permanencia a pesar de los avatares que el mundo ha sufrido y sufre. La sangre de miles de mártires, incluso en el siglo XXI, vertida porque no han renunciado a su fe en aquel Niño, a pesar de las amenazas de muerte recibidas, también. Y la labor del Espíritu que se manifiesta diariamente de mil formas diferentes también marca su impronta a diario y desde siempre, aunque nuestra miopía o ceguera espiritual no nos permita captar esta presencia.
ADORACIÓN DE LOS PASTORES.-GHIRLANDAIO.-RENACIMIENTO
      La costumbre de poner el Belén, ideado por San Francisco de Asís que fue quien primero lo hizo (aunque no tan completo como ahora), ya no suele verse por las calles, ni en los colegios, ni en los domicilios particulares en general. Solamente las agrupaciones de cristianos que viven esta celebración (los 'belenistas') se esfuerzan, además de otras personas que no renuncian a que se pierda esa tradición de hacer presente esta festividad con sus trabajos, algunos de ellos realmente admirables en cuanto a su creatividad y a su arte.
NACIMIENTO DE CRISTO.-CARLO MARATTA.-BARROCO
      De cualquier manera, y como en todo, la celebración de este magno acontecimiento dependerá de la buena voluntad de cada cristiano. (Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad'. (Lc. 2, 14). Al menos, en lo que a mi familia y a mí respecta, lo vamos a hacer.
NACIMIENTO DE CRISTO.-GIOVANNI TIÉPOLO.-BARROCO
      Personalmente he preferido poner estos cuadros que ilustran la entrada con el único tema del nacimiento de Jesús  de Nazaret en Belén como homenaje personal al Arte, a los pintores de todos los tiempos que nos han transmitido su visión de este acontecimiento y, principalmente, al propio Niño protagonista principal, junto con su Madre la Virgen y San José.   
      Y a todos ustedes les deseamos toda la felicidad que puede suponer la presencia del Niño en sus vidas así como mucha ventura  en el año Nuevo que nos comenzará en breve.
      Que Nuestra Señora del Nuevo Adviento y el Niño que lleva en su seno siempre nos bendigan.
      

NUESTRA SEÑORA DEL NUEVO ADVIENTO.-ICONO

miércoles, 17 de diciembre de 2014

El Cielo, el Reino de Dios, la Gloria Divina,...(y II)

EL PARAÍSO.-JACOPO TINTORETTO.-RENACIMIENTO
      Teniendo en cuenta los fragmentos bíblicos contenidos en la entrada anterior, no debemos tener miedo a la muerte. Realmente es el paso a la auténtica vida, la que no tiene fin, y a la que estamos llamados desde que somos concebidos en el seno materno. La muerte llegará, por supuesto, como un nuevo parto y un nuevo nacimiento, pero antes de que esto ocurra Dios se estará sugiriendo en nuestra vida de múltiples maneras para allanarnos el camino, ya que Él pasó por ella como paso previo a su Resurrección. Nosotros pasaremos por ella también como paso previo a nuestra propia resurrección. Cuando esto llegue, viviremos en su Reino en plenitud. Lo que dijo a Marta, hermana de Lázaro, es extrapolable a nosotros: 'Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre'. (Jn. 11, 25-26).
LAS BODAS DEL CORDERO.- TAPIZ
      'Cuando conozcas a Dios tal cual es, tendrás un cuerpo inmortal e incorruptible como el alma, y poseerá el Reino de los cielos. Puesto que durante la vida terrestre has reconocido al Rey celestial, serás el familiar de Dios y el coheredero de Cristo, y no más esclavo de las pasiones, de las codicias y de las enfermedades'. (SAN HIPÓLITO. Refutación de todas las herejías, libro X).
      En la Vida Eterna plenificará la Comunión de los Santos y todos cuantos estemos en el Reino por la Misericordia de Dios que es infinita, veremos, pues, plenificados todos los carismas que Dios nos entregó en la vida terrena, como dice San Pablo en el capítulo 13 de su primera Carta a los de Corinto.
VISIÓN DE SAN JUAN EVANGELISTA.-MAESTRO DESCONOCIDO.-S. XV
      'Los hombres, pues, verán a Dios y vivirán, ya que esta visión los hará inmortales, al hacer que lleguen hasta la posesión de Dios. Esto, como dije antes, lo anunciaban ya los profetas de un modo velado, a saber, que verán a Dios los que sean portadores de su Espíritu y esperan continuamente su venida. Como dice Moisés en el Deuteronomio, aquel día veremos que Dios puede hablar a un hombre y seguir este con vida'. (SAN IRENEO. Tratado sobre las herejías, 4, 20).
LA JERUSALÉN CELESTIAL
      En el nuevo Paraíso, la Jerusalén celestial, viviremos en una fiesta permanente con la Santísima Trinidad, la Virgen, los ángeles y los santos, que tendrá su culmen en la resurrección final de la carne, con una duración eterna, para todos cuantos hayamos hecho la opción de nuestra vida por Dios, con Dios y en Dios. 'Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva porque el primer cielo y la primera tierra han pasado y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, enviada por Dios, arreglada como una novia que se adorna para su esposo. Y escuché una voz potente que decía desde el trono: Esta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos. Ellos serán su pueblo y Dios estará con ellos y será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque lo de antes ha pasado'. (Ap. 21, 1-4).
      Sinceramente. Después de todas las cosas que estamos viendo, incluso viviendo, en este mundo con  corrupción a tope de mucha gente, carencia de trabajo y de medios para conseguir lo mínimo necesario para subsistir, enconados empeños de Organizaciones para mejorar las condiciones de vida de muchísimas personas y que se estrellan contra la incomprensión y falta de garra y de compromiso para colaborar con ellas por parte de quienes realmente podrían hacerlo, ausencia de valores humanos, incluso de valores cristianos, en muchísima gente que solamente se preocupa de satisfacer su propio ego y olvida que hay semejantes suyos que sufren por no tener lo más mínimo, es necesario, absolutamente necesario, volvernos hacia ese Dios Uno y Trino que nos acepta y desea que le aceptemos.
APOCALIPSIS.-EL TRIUNFO DE LA IGLESIA.-
BERNARDO VAN OFRLEY.-RENACIMIENTO
      Somos cada uno, en definitiva, quien tiene que responder de sí mismo. Poner en funcionamiento, hasta el agotamiento, los talentos recibidos para que a través de ellos, por medio de nuestra colaboración, Dios pueda darse a nuestros semejantes. Jamás conoceremos hasta dónde llegará nuestra disponibilidad con el Altísimo (ni falta que nos hace conocerlo) pero Él sí lo sabe y nos lo devolverá con creces, porque a generosidad nadie le gana.
      'Todo cuanto hacemos en este mundo apenas tiene duración hasta la muerte; y llegando ésta, arranca el fruto de nuestro trabajo. Pero cuando trabajamos de  cara a la vida eterna, el fruto de nuestro trabajo permanece. Cuando se ha llegado al conocimiento de las cosas eternas, dejan de tener importancia los frutos temporales'. (SAN GREGORIO MAGNO. Homilía 27 sobre los Evangelios).
CENA DE LAS BODAS DEL CORDERO.- AP. 19, 6-8
      Después, cuando nos llegue el momento de la partida, nuestra fe y esperanza en Él, así como cuanto hayamos hecho por nuestros semejantes desde el punto de vista que sea, será nuestro salvoconducto para recibir el abrazo de bienvenida a la Gloria por parte de la Santísima Trinidad y participar del Eterno Banquete en su Reino.
      Santa Faustina Kowalska expresó así su ansia de Dios: 'Oh día eterno, día deseado, / te espero con ansia e impaciencia, / ya dentro de poco el amor soltará el velo, / y tú te volverás mi salvación.
     Oh día espléndido, momento incomparable, / en que veré por primera vez a mi Dios, / Esposo de mi alma y Señor de los señores, / siento que el temor no abrazará mi alma.
     Oh día solemnísimo, día resplandeciente, / en que el alma conocerá a Dios en su poder, / y se sumergirá entera en nuestro amor, / y conocerá que han pasado las miserias del destierro.
    Oh día feliz, día bendito, / en que mi corazón se incendiará de amor eterno hacia tí, / porque ya ahora te siento, aunque a través del velo, / tú, Jesús, en la vida y en la muerte eres mi éxtasis y encanto.

    Oh día que espero durante toda mi vida. / Y te espero a tí, oh Dios, ya que te deseo solamente a tí, / sólo tú estás en mi corazón y lo demás es nada'.
      Bueno. Siempre se aprende algo (o mucho) de los santos. Y de este texto de Santa Faustina se puede sacudir el respeto, temor o miedo que nos pueda producir la muerte. Pero ésta, ¿qué es sino la apertura de la puerta que nos separa de Él? No temamos, pues, abrirla, cuando nos llegue el momento. Ahí estará Él para llevarnos a vivir su Gloria.
      Que Nuestro Señor, el Cristo del Gran Poder y su Madre, Nuestra Señora la Virgen del Apocalipsis nos acojan,bendigan y conduzcan al Reino de Dios.
VIRGEN ALADA DEL APOCALIPSIS.-MIGUEL DE SANTIAGO.-
S. XVII.-ESCUELA QUITEÑA